• INSTITUTO INTERNACIONAL DE NEUROCIENCIAS APLICADAS
  • INGRESOS HOSPITALARIOS Y ATENCIÓN PSIQUIÁTRICA
  • CITAS +34.934.564.142
  • URGENCIAS
INGRESOS HOSPITALARIOS

Un Ingreso Hospitalario es un instrumento más del que se dispone para el tratamiento del enfermo psíquico ante una situación emocional descompensada, bien sea producida por un episodio agudo crítico o por la carga asociada a la cronicidad de un proceso.

Se contemplará cuando exista un claro riesgo para la vida del paciente o la de otras personas (por ideación autolítica, agitación psicomotriz o cuadros abstinenciales), ante el fracaso de un tratamiento ambulatorio o como medida de separación del entorno sociofamiliar que pudiera actuar como factor coadyuvante.

Los objetivos de un ingreso son variados y enumeramos a continuación los primordiales. Contención y control, tanto clínico como farmacológico,de una situación de crisis. Aplicar un tratamiento más intensivo del que pudiera hacerse ambulatoriamente. Observación continuada y sistemática de la forma de pensar y comportarse del paciente que pueda clarificar su diagnóstico. Mejorar la adherencia al tratamiento del paciente.

Las enfermedades mentales que se asocian más frecuentemente a la necesidad de un ingreso son: episodios depresivos graves, fases maníacas de un trastorno bipolar, crisis de angustia incoercibles, control de adicciones, trastornos psicóticos, descompensación de trastornos de personalidad.

En la Unidad de Hospitalización de IINA, otros motivos habituales de ingreso de corta duración son: reposo y apartamiento del foco del conflicto, relajación ante épocas de estrés excesivo, realizar exploraciones complementarias cuando exista una comorbilidad médica asociada o ingresos programados para evaluación y pruebas de diagnóstico periciales o neuropsicológicas.

Una vez ingresado los profesionales de IINA intentamos ofrecer la máxima atención y comodidad al paciente y su familia, facilitando un horario amplio de visitas y estableciendo (si la situación lo permite) un régimen de salidas para contrastar a posteriori el buen curso evolutivo del paciente.

Los servicios dispensados de apoyo continuado, asistencia permanente, control farmacológico, terapia psicológica individual y grupal, intentan favorecer una promoción de la salud mental global (en paciente y familiares), fomentar la prevención de recaídas y dotar de habilidades específicas para conseguir una completa rehabilitación psicosocial.