• INSTITUTO INTERNACIONAL DE NEUROCIENCIAS APLICADAS
  • INGRESOS HOSPITALARIOS Y ATENCIÓN PSIQUIÁTRICA
  • CITAS +34.934.564.142
  • URGENCIAS
SEGUNDA OPINIÓN

En la Medicina actual hablamos más de enfermos que no de enfermedades. Esta evidencia se hace aún más patente en el campo de la Psiquiatría y de la Psicología por la convergencia de factores personales y sociales añadidos a la alteración neuroquímica, como base de la patología y de su tratamiento.

En IINA estamos especializados en el Tratamiento de Enfermedades mentales graves que conllevan un deterioro significativo en el funcionalismo global del paciente y con una marcada repercusión en su entorno familiar más próximo.

Es en estos casos, que por su gravedad o largo tiempo de evolución, se propone la realización de una segunda valoración, por especialistas de prestigio y amplia experiencia, para valorar la patología, establecer un diagnóstico y proponer un tratamiento completo. Esta actuación es frecuente en pacientes con Psicosis, Adicciones, Trastornos Depresivos, Trastornos de Ansiedad, Trastornos Bipolares o Trastornos de Personalidad.

Esta práctica, habitual en muchas especialidades médicas, recibe el nombre de Segunda Opinión. En IINA, esta actividad la realizamos de un modo muy profesional y novedoso en nuestro país, tomando como ejemplo lo que se realiza en algunas clínicas privadas americanas. La Segunda Opinión viene dada por el consenso de dos Especialistas Psiquiatras de prestigio que visitan al paciente conjuntamente en dos ocasiones. En una primera visita para establecer la recogida de toda la información personal y familiar precedente y enfocar hacia un diagnóstico, mediante una extensa entrevista clínica. En la segunda visita después de compartir puntos de vista entre los dos psiquiatras se realizan las preguntas clínicas suficientes y se repasa la posible existencia de información olvidada o detalles significativos que puedan aportar nueva información relevante.

Después de ello se emite un informe documentado con una explicación diagnóstica y una propuesta terapéutica.

Esta Segunda Opinión la puede solicitar el propio paciente bajo su iniciativa, o de acuerdo con el profesional que ya esté siendo su médico de referencia.